MEXILE has reached...

Friday, July 7, 2017

Eterno Mundo Gay


Durante unas excavaciones realizadas recientemente en un suburbio a las afueras de Praga (República Checa) se han localizado los restos del que podría ser uno de los primeros homosexuales de la prehistoria.

La forma en que se encontraba enterrado y los ornamentos que lo acompañaban parecen indicar que se trataba de un hombre que, ya por entonces, era considerado mujer o transexual.

En aquella época a los hombres se les enterraba sobre su costado derecho y mirando al oeste acompañados de utensilios de guerra como lanzas, cuchillos o cualquier otra arma o herramienta de la época y algunas porciones de alimento y bebida para el trayecto

Los restos encontrados por el equipo de la arqueóloga Kamila Remisova Vesinova y que datan aproximadamente de hace unos 5.000 años, pertenecen a un hombre pero éste estaba colocado sobre su lado izquierdo, mirando hacia el este y acompañado de menaje en lugar de armas.



Christine Jorgensen (nacido George William Jorgensen, Jr. el 30 de mayo de 1926 en The Bronx, Nueva York, muerta el 3 de mayo de 1989 ) fue la primera persona mundialmente conocida por someterse a cirugía de reasignación de sexo (de hombre a mujer)


En su libro biográfico, publicado en 1967, Miss Jorgensen dijo que tuvo una infancia normal y feliz, pero que al crecer se frustró al sentir que ella era una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre.


Como George Jorgensen, se desempeñó como empleado en el Ejército. Después de ser dado de baja honorablemente, decidió buscar una operación de cambio de sexo.


Su conversión sexual comenzó con inyecciones de hormonas en 1950, cuando tenía 24 años, y la conversión final fue terminada en 1952 con la cirugía en el Hospital Estatal de Dinamarca en Copenhague bajo el cuidado del Dr. Christian Hamburger, un experto en hormonas danés y en su honor decidió cambiar su nombre a Christine








En la antigua roma era una costumbre abrirse la tunica y enseñar los genitales para ligar o para indicarle a otra persona que le gustaba y que queria tener sexo.


Tambien se sabe que los soldados romanos se ponian la mano en los genitales y no en el corazon cuando iban a prestar juramento.

No comments:

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.